¿Perdonar? ¡Sí! Pero no demasiado pronto. Parte 2

El perdón auténtico no es algo que se da en automático, el perdón requiere tiempo y transitar la situación desde distintas perspectivas, es llevarnos con amor a recorrer los momentos, las acciones y las palabras que nos lastimaron, para poder ver que hicimos que permitimos o que dejamos de hacer ante la situación, tener algo que perdonar no nos convierte en víctimas, tener algo que perdonar nos invita a mirar la situación con objetividad y para esto te dejo cuatro puntos más que deseo te ayuden a transitar tus procesos de perdón.


Lo que no es perdón.




5. Perdonar no es hacer como que todo va bien cuando sientes que no es así. Con el perdón no se trata de fingir, ni aparentar, ni de reprimir los sentimientos. Por ejemplo, alguien me dice un comentario agresivo y por fingir digo “No me lastimó, no me siento herido.” Cuando en realidad si estoy dolido. Muchas personas aprenden a sustituir sus auténticos sentimientos por comportamientos más aceptables, atropellándose a sí mismos.

6. Perdonar no es adoptar una actitud de superioridad. Si perdonas a alguien porque le tienes lástima eso no es perdón, sino arrogancia. Es la actitud del que le perdona la vida al otro, es decir “yo soy más bueno que tu porque a pesar de las cosas que tú haces, yo te perdono” el que perdona no es mejor, es más libre.


7. Perdonar no significa que no debo cambiar de comportamiento con la persona. Si tu amigo te hirió muy profundamente, puedes perdonarlo de corazón, pero no tienes la obligación de llamarlo de nuevo. El perdonar no te quita el derecho que tienes de defender tu intimidad. El perdonar no te quita el derecho de poner límites, de denunciar, de decir lo que no te gusta, de recuperar lo que te quitaron.


8. Perdonar no exige que te comuniques verbal y directamente con la persona a la que has perdonado. El perdón tú lo realizas independientemente de la persona o acontecimiento que te lastimó. Aun cuando el otro no se entere por tu boca de que ya lo perdonaste, tú puedes darle el perdón en tu corazón y se notará en tu actitud.


¡Gracias por Leerme!

De tus elecciones depende tu futuro, no del color de tus calzones.

Nos seguimos leyendo en el 2021

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo